Publicado el

Caos en las vias ferreas.

El viaje en carretillas ilegales a lo largo de ferrocarril de Manila es peligroso. Pero tiene una atractivo irresistible en tiempos difíciles: es barato y no utiliza combustible.

Durante años, decenas de hombres desesperados del distrito de Pandacan (Manila), han utilizado un tramo de tres kilómetros de vías férreas de propiedad estatal atravesando una ciudad congestionada, ejerciendo su peligroso oficio. Cuando no hay trenes a la vista, se cuelan con sus carritos de ocho plazas – pequeñas plataformas de metal con ruedas- en el ferrocarril para transportar a los estudiantes, oficinistas y hasta policías en los viajes cortos dentro de Pandacan.

El poder proviene de la fuerza bruta.

Un viaje cuesta cinco pesos (10 centavos de dólar EE.UU.), mucho más barato que los autobuses humeantes, los taxis desvencijados o el servicio de tren de cercanías. Se pueden ganar hasta 200 pesos ($ 4) al día, apenas suficiente para alimentar a una familia y pagar algún pequeño lujo: cigarrillos y una botella de cerveza.

Aunque ilegal, el servicio de carretillas es ignorado por las autoridades. La mayor preocupación es el peligro constante. Los accidentes, aunque raros, han causado muertos y heridos. El tren sale cada cuatro horas. Cuando se presenta fuera de horario, cunde el pánico.

Acerca de angelfdezcorral

MIS AFICIONES...LO HABEIS ADIVINADO, EL CINE Y LOS TRENES!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s