Publicado el

El primer “tweet” de la Historia.

El primer ferrocarril transcontinental de los Estados Unidos es el nombre de una línea de ferrocarril a través de los Estados Unidos que unió la ciudad de Omaha con Sacramento en los años 1860, uniendo así la red de ferrocarriles del Este de los Estados Unidos con California, en la costa del océano Pacífico. Se finalizó con la famosa ceremonia Golden Spike (clavo o remache de oro) celebrada el 10 de mayo de 1869 en Promontory (Utah), creando una red de transporte mecanizada de escala nacional que revolucionó la población y la economía del Oeste estadounidense.

La construcción del ferrocarril requirió hazañas enormes de ingeniería y trabajo para cruzar llanuras y altas montañas por parte de las compañías ferroviarias Union Pacific y Central Pacific, las dos empresas que construyeron la línea hacia el oeste y hacia el este respectivamente.

Unión Pacífico dirigida por Cecil B. DeMille y protagonizada por Barbara Stanwyck, Joel McCrea, Robert Preston, Anthony Quinn, Evelyn Keyes…
Este es un western épico, como no podía ser de otra manera si tras las cámaras está DeMille. La gran tarea alrededor de la que giran todos los personajes es la construcción del ferrocarril hacia el oeste, cruzando territorio indio. Como si los aborígenes no fueran obstáculo suficiente, los bienhechores deberán enfrentarse a inescrupulosos cuyo único afán es lucrarse con la obstrucción de la línea, para mantener las cosas tal cual están. Soberbias locaciones exteriores y -cómo no- hordas de extras vestidos con cuero y con la cara pintada hacen de éste un western colosal, de aquéllos que uno hecha de menos.

 

 

Into the West es una miniserie producida por Steven Spielberg que cuenta la historia de la colonización del Oeste Americano. Comprendiendo la época que va desde 1825 a 1890, Into the West retrata a dos familias multigeneracionales, una de colonizadores y otra de nativos americanos, ambas contando la historia de la conquista del Oeste, desde sus diferentes puntos de vista.
Ambientada como telón de fondo de importantes eventos históricos y culturales como la Fiebre del Oro, hasta la construcción del ferrocarril Transcontinental, pasando por la recolocación forzosa de los nativos americanos en las llamadas reservas
.

“Este país es fabulosamente rico en oro, plata, cobre, plomo…
ladrones, asesinos, forajidos… tahures… poetas, predicadores y liebres”.
Mark Twain sobre el Oeste

Con el ferrocarril, la civilización fue llegando al salvaje oeste. Y allá donde va la civilización le sigue el pecado. En el siglo XIX, por un lado, desde California, el tren avanzó con la Central Pacific Railroad. Y por otro, desde Nebraska, la Union Pacific. Siguiendo los raíles de esta última, la cadena AMC (Mad men, The walking dead) ha estrenado recientemente en EE UU, con división de opiniones en crítica y público, la serie Hell on wheels.
El título, Infierno sobre ruedas es la traducción, hace referencia al nombre que recibió el pueblo móvil que seguía la construcción de la línea del tren en 1865, justo al acabar la Guerra de Secesión. Una caravana formada por trabajadores (gran parte exesclavos negros, otra parte inmigrantes europeos, sobretodo irlandeses), los hombres de la compañía liderada por el empresario Thomas C. Durant (personaje real, cuya maldad está quizá exageradamente caricaturizada en la serie), prostitutas, predicadores, taberneros, mercenarios en busca de dinero a cambio de seguridad, criminales y buscavidas en general. En este ambiente se situa el protagonista, Cullen Bohannon (Anson Mount), un exsoldado confederado, que busca vengarse de los soldados norteños que mataron a su esposa durante la guerra. (quinta temporada. el pais.com)

 

Seis años después del comienzo de las obras, trabajadores del ferrocarril Central Pacific desde el Oeste y de la Union Pacificdesde el Este se encontraron en la cumbre de Promontory (Utah). Fue el 10 de mayo de 1869 cuando Stanford colocó el Clavo de Oro (Golden Spike) o el Último Clavo (Last Spike), que se encuentra actualmente en el Centro de Artes Cantor en la Universidad de Stanford, que simbolizó la finalización del ferrocarril transcontinental. En el que quizás fue el primer acontecimiento de medios de comunicación en directo del mundo, los martillos y el clavo fueron unidos por un cable a la línea de telégrafo de modo que cada golpe de martillo fuera oído como un chasquido en las estaciones de telégrafo a escala nacional. Tan pronto como el clavo ceremonial fue sustituido por un clavo de hierro ordinario, un mensaje fue transmitido tanto a la costa Este como a la costa Oeste que simplemente decía: “HECHO”. El país estalló en celebraciones al recibir este mensaje. (Wikipedia)

Acerca de angelfdezcorral

MIS AFICIONES...LO HABEIS ADIVINADO, EL CINE Y LOS TRENES!!

Una respuesta a “El primer “tweet” de la Historia.

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » El primer "tweet" de la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s