Publicado el

El cuarenta aniversario de una inquietante pesadilla.

La cabina es una película española dirigida por Antonio Mercero en 1972, coescrita por este último junto con José Luis Garci y protagonizada por José Luis López Vázquez.

El mediometraje fue emitido el día 13 de diciembre de 1972 en TVE. Consiguió un Premio Emmy al mejor telefilm.

El argumento desarrolla una parábola kafkiana concebida en forma de relato corto por el escritor Juan José Plans. Un ciudadano común y corriente queda atrapado en una cabina telefónica. Pese a los intentos de ayuda de los transeúntes, no puede ser liberado.

Pero las cosas pasan a otro nivel cuando los misteriosos operarios que instalaron la cabina esa madrugada se lo llevan con aparato y todo a un destino desconocido. En el trayecto, el prisionero va dándose cuenta de que está indefenso en manos de fuerzas siniestras que lo conducen a un inexplicable y atroz destino del cual parece no haber escapatoria, y del que ninguno de nosotros puede considerarse a salvo.

La cabina era uno de los 13 pasos por lo insólito que Antonio Mercero, Horacio Valcárcel y José Luis Garci se propusieron para trabajar juntos en algún proyecto, sin embargo el proyecto nunca llegó a realizarse. A pesar de ello Mercero persuade a los directivos de RTVE para que se realizase el mediometraje poniendo como motivo el éxito de su serie Crónicas de un pueblo.

Tras ser aprobado el proyecto se encaminaron a elegir al protagonista y casi único personaje de la historia. En abril de 1972 ambos fueron de viaje a Nueva York y, tras subir la Estatua de la Libertad, a ambos les vino la idea de que fuera José Luis López Vázquez quien debería encarnar al personaje, Garci lo quería porque le recordaba a los italianos Marcello Mastroianni y Vittorio Gassman por saber mostrar momentos cómicos y trágicos a la vez, mientras que Mercero buscaba a un mimo que puediera ser capaz de hacer los gestos para representar las situaciones del personaje.

José Luis López Vázquez recibió el guion durante el rodaje de la película de Pedro Lazaga El vikingo, cuando lo leyó se enamoró de la historia y le dijo a su representante, José María Gavilán, que le hablase con los que había hecho compromisos para que estos se pospusieran y él pudiera rodar la película.

El rodaje comenzó el 17 de julio de 1972 y se siguió prolongando durante el mes agosto del mismo mes llevándose a cabo en la Plaza de Arapiles (en donde da comienzo la película), los scalextric de Atocha, los pasos subterráneos, algunas avenidas madrileñas de reciente construcción, la periferia madrileña, los descampados de la ciudad, en algunos parajes de Portugal, las instalaciones de la Presa de Aldeadávila y la terminal de carga del Aeropuerto de Barajas. Durante el rodaje José Luis López Vázquez tuvo miedo mientras se encontraba dentro de la cabina, a pesar de ello, su interés por la obra hizo que se mostrara disciplinado y aportara ideas durante el rodaje. (Wikipedia)

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=X5y68M1NH6w%5D

Resulta escalofriante cómo la pesadilla sufrida por un genial José Luis López Vázquez puede extrapolarse a la actual situación cuarenta años despues.

Acerca de angelfdezcorral

MIS AFICIONES...LO HABEIS ADIVINADO, EL CINE Y LOS TRENES!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s