La cuadrilla (The navigators)

La cuadrilla sigue los avatares de un grupo de operarios de vías de ferrocarril
en la época de la privatización de los ferrocarriles británicos. Cuando el
supervisor Harpic da a Paul, Mick y el resto de la cuadrilla las nuevas normas
de trabajo -la declaración de principios de la compañía- el pago según el
trabajo realizado y las vacaciones no pagadas les parecen una broma. Pero poco
después el equipo se ve obligado a hacer una elección muy clara: o aceptar una
indemnización por despido y pasar a ser eventuales de una empresa de trabajo
temporal, o bien trabajar para la nueva compañía aceptando las nuevas reglas.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=I-SBRb3Y–I%5D

La cuadrilla dirigida por Ken Loach y protagonizada por Dean Andrews, Tom Craig, Joe Duttine…

La cuadrilla está centrada en la denuncia a las privatizaciones de los ferrocarriles llevada a cabo en Inglaterra, a mediados de la década de los 90. De pronto, un grupo de trabajadores encargados del mantenimiento de las infraestructuras ve cómo su situación laboral queda amenazada por criterios meramente productivos. Los protagonistas son invitados a firmar “despidos voluntarios”, pierden su derecho a vacaciones, oyen hablar de una flexibilidad laboral que encubre en realidad una precariedad en el trabajo, y ven cómo se reducen los gastos, traduciéndose en menos puestos de trabajo. Aquí se presenta toda una crítica a un modelo de economía capitalista que opera con criterios de eficiencia y rentabilidad, desentendiéndose de una política social que proteja a los trabajadores. Esta crisis social va acompañada de la crisis personal, aún más devastadora y dolorosa, las familias rotas, con hijos pequeños y sin que se les brinde la necesaria estabilidad. Es especialmente ilustrativo un momento del film en que el miedo gana a la camaradería, tras el accidente y muerte de uno de ellos. Entonces puede más el fantasma de la pérdida del trabajo y sus secuelas, si se abre una investigación y se descubre que trabajaban sin suficientes medidas de seguridad. Es aquí que vemos claramente la transformación perversa que el sistema hace de sus víctimas, transformándolas en culpables e impotentes. Así, uno de los temas fundamentales tratados en el film es la materialización de la deslocalización de la que es objeto la empresa en la que se encuentran. Esta deslocalización a países terceros lleva a una inestabilidad laboral absoluta y a marcar nuevas pautas laborales, las que evidentemente luego tendrán réplicas en los ámbitos comunitario, familiar y personal haciendo patente la ineficiencia gubernamental a nivel de instauración de las nuevas políticas del modelo económico, que de ningún modo responden a la satisfacción de las necesidades mínimas de sus trabajadores. El discurso reivindicativo de la cuadrilla impresiona por su realidad, que estimula siempre la toma de una postura frente a lo que se plantea.               edualter.org

 

UNA ESTACION CONVERTIDA EN ESTRELLA.

UNA ESTACION CONVERTIDA EN ESTRELLA.

FRANCISCO JAVIER MILLÁN AGUDO.

Si hay un escenario de película en la comarca Comunidad de Teruel que haya atraído especialmente a los cineastas locales, ese ha sido la estación de tren de la capital, al menos antes de su rehabilitación. Los alumnos del IES Segundo de Chomón la han filmado hasta la saciedad, no sólo en Las maletas de Chomón, donde la fotografía en blanco y negro, el abandonado estado en que se encontraba entonces la terminal y lo antiguo del material rodante que circulaba por la vía, contribuyeron a dar la impresión de que las escenas eran de principios del siglo pasado, con esa llegada de la “locomotora” a la estación al estilo Lumière.
Fran Muñoz encontró también sugerente la estación de ferrocarril envuelta en la bruma, con un aire fantasmal al que ayuda más todavía el blanco y negro con el que fue filmada, en el thriller a lo Hitchcock En tu mirada, rodado en 2006. Gonzalo Montón y sus muchachos del IES Segundo Chomón recurrieron de nuevo a la estación de tren en Suicidios de primera y Abajo el tabaco, en la que Guillermo Chapa,cuya actuación fue premiada por este trabajo, hace casi el mismo recorrido que los protagonistas del largometraje Torrepartida, rodado en 1956 por Pedro Lazaga y que trata sobre la resistencia de los maquis, por supuesto con final punitivo porque se filmó en plena dictadura. La terminal de tren se nos muestra misteriosa, inquietante,con el edificio del Seminario al fondo dominando todos los encuadres, hasta que los protagonistas salen de la estación y se dirigen caminando hacia la escalinata, que tienen que subir a pie en lugar de en ascensor, a diferencia de lo que hace GuillermoChapa en Abajo el tabaco tras la reforma del Óvalo. Torrepartida se rodó íntegramente en la provincia, sobre todo en la capital, Albarracín y Alcañiz. También se filmaron algunas escenas en la comarca Comunidad de Teruel, como el tiroteo con la Guardia Civil en el apeadero de tren del puerto de Escandón.

Esa vía férrea, con su entrañable traqueteo de antes que invitaba a los viajeros a quedarse dormidos cual bebés mecidos en sus cunas, fue empleada también por Ken Loach en Tierra y libertad (1995). Por lo que se ve, no encontró en toda España otra vía que reprodujese tan bien como la de Teruel los vaivenes de los vagones de antes. Parte de la escena que abre la película, en la que los milicianos viajan en tren para unirse a sus camaradas y luchar contra el fascismo, se rodó en tierras de la comarca Comunidad de Teruel, aunque es imposible ubicar los paisajes a
través de las ventanillas del tren en movimiento.