No sin mi perro!

Se admitirá el transporte en tren de cercanías de pequeños animales domésticos, siempre bajo la custodia del viajero que los lleve, si no se oponen los otros viajeros o se producen molestias a los mismos.

Precauciones a tomar con el animal:

No es necesario llevar al animal dentro de una jaula. Deberá ir sujeto con correa. Y en el caso de perros, provistos de bozal. El propietario o acompañante del animal será el responsable de los daños que este pueda ocasionar. (RENFE)